Tarta de oreo receta

Receta de tarta de oreo | sin hornear

Head recomienda servir el pastel con una ganache fácil. Todo lo que hay que hacer es verter 150 mililitros de nata para montar sobre 150 gramos de chocolate negro (cortado en trozos) y remover suavemente hasta que se combinen.

«Deje que el pastel se enfríe por completo antes de cubrirlo con el ganache si quiere que éste se fije bien en la parte superior», añade.  Head también recomienda espolvorear las migas de Oreo sobrantes alrededor de los bordes de la tarta para que quede aún mejor antes de servirla.  Si prefieres hornear la tarta en el horno, puedes meterla de 10 a 15 minutos a 320 grados Fahrenheit. Y si el chocolate negro no es lo tuyo, Head también tiene una versión de Oreo dorada con una cobertura de ganache de chocolate blanco.

«Las Oreos son muy populares, y el hecho de que se pueda hacer un pastel de gran aspecto y sabor con sólo Oreos, levadura en polvo y leche en el microondas es casi increíble», dijo. «A mis seguidores les suelen gustar las recetas superfáciles hechas con un mínimo de ingredientes, y es algo por lo que me he dado a conocer en los últimos 18 meses».  Head nunca se propuso ser una influencer de la repostería

Rico jon donaire oreo crea…

Head recomienda servir el pastel con una ganache fácil. Todo lo que hay que hacer es verter 150 mililitros de nata para montar sobre 150 gramos de chocolate negro (cortado en trozos) y remover suavemente hasta que se combinen.

«Deje que el pastel se enfríe por completo antes de cubrirlo con el ganache si quiere que éste se fije bien en la parte superior», añade.  Head también recomienda espolvorear las migas de Oreo sobrantes alrededor de los bordes de la tarta para que quede aún mejor antes de servirla.  Si prefieres hornear la tarta en el horno, puedes meterla de 10 a 15 minutos a 320 grados Fahrenheit. Y si el chocolate negro no es lo tuyo, Head también tiene una versión de Oreo dorada con una cobertura de ganache de chocolate blanco.

«Las Oreos son muy populares, y el hecho de que se pueda hacer un pastel de gran aspecto y sabor con sólo Oreos, levadura en polvo y leche en el microondas es casi increíble», dijo. «A mis seguidores les suelen gustar las recetas superfáciles hechas con un mínimo de ingredientes, y es algo por lo que me he dado a conocer en los últimos 18 meses».  Head nunca se propuso ser una influencer de la repostería

Receta de tarta de oreo sabor

Todos los productos, además de los chocolates, tienen un coste de embalaje y envío de ₹200. Los chocolates se empaquetan de forma que queden protegidos de las variaciones de temperatura durante largos periodos y para evitar cualquier daño durante el proceso de envío. Por lo tanto, los gastos de embalaje y envío de los chocolates son de 250 euros.

Por favor, espere de 0 a 2 días laborables para que su pedido sea procesado y enviado. Una vez que su pedido haya sido enviado, debería recibir una notificación de envío por correo electrónico, que tendrá el enlace de seguimiento de su mensajero.

Tarta de cumpleaños de oreo

Todas las noches, después de cenar, mi padre, mi mejor amiga Paige y yo estábamos sentados en el sofá, viendo la televisión, o una película, o haciendo lo que fuera, y en algún momento, uno de nosotros se acercaba y sacaba la tarta y el pastel. Los tres nos colocábamos alrededor de la encimera, cortando pequeñas porciones de cada uno. Y más trozos pequeños, y más, hasta que todos estábamos tan llenos de chocolate, mantequilla de cacahuete y oreos que creíamos que íbamos a reventar.

La tarta y el pastel volvían a colocarse en la nevera, más pequeños que cuando los sacamos, hasta que llegaba el siguiente antojo de azúcar. Fue preocupante cuando finalmente desaparecieron, y desde entonces, estoy deseando desesperadamente tener una o dos horas libres para poder volver a hacer este pastel y aquella tarta.

Este pastel, en cambio, era ligero. El «glaseado», si se puede llamar así, no era glaseado en absoluto, sino nata recién montada con oreos mezcladas, apiladas entre y encima de las capas. El pastel de chocolate era tan suave y tierno, el complemento perfecto para el ligero glaseado. No era abrumadoramente achocolatado, ni abrumadoramente nada.