Pipas de girasol propiedades y contraindicaciones

Beneficios de las semillas de girasol cómo comerlas

El tamaño de las porciones de semillas de girasol varía según el producto, pero una porción típica de semillas sin cáscara es de alrededor de una a dos onzas (aproximadamente 1/8 a 1/4 de taza de granos o 1/2 a 3/4 de taza de semillas sin cáscara). Esta ración está bien, incluso si se consume a diario como parte de una dieta equilibrada. Pero superar esta cantidad de forma habitual puede contribuir a lo siguiente:

Las semillas de girasol tienen un alto contenido en grasa, que, según el Centro de Salud McKinley, es necesaria para la absorción de algunas vitaminas, el crecimiento adecuado, el mantenimiento de las membranas celulares y para ayudar a dar energía a su cuerpo. La buena noticia es que las semillas de girasol contienen grasas poli y monoinsaturadas saludables que pueden ayudar a mantener buenos niveles de colesterol y apoyar la salud cardiovascular. La mala noticia es que incluso las grasas saludables pueden provocar un aumento de peso no deseado.

El sitio web de Self’s Nutrition Data indica que una porción típica de una onza de semillas de girasol crudas tiene 14 gramos de grasa o el 22% de la cantidad diaria recomendada. Comer demasiadas semillas de girasol puede hacer que sobrepase rápidamente la cantidad diaria recomendada. Las semillas de girasol cocinadas en aceite también pueden tener porcentajes de grasa aún más altos.

Efectos secundarios de las semillas de girasol

Las semillas contienen altos niveles de ácidos grasos esenciales, el perfil completo de aminoácidos necesarios para formar proteínas completas y digeribles, además de vitaminas A, B, C y E y los minerales calcio, magnesio, potasio, zinc, hierro, selenio y manganeso.

Las semillas proporcionan el tablero y el alojamiento para la siguiente generación de plantas, por lo que no es de extrañar que sean un alimento tan completo», explica la terapeuta nutricional Maria Griffiths. Contienen todos los nutrientes necesarios para la germinación, de modo que la planta pueda fructificar y dar semillas a la siguiente generación», añade.

Las semillas son tan ricas en nutrientes que no es necesario comerlas en abundancia. Según María, una o dos cucharadas al día son más que suficientes. Aconseja tener un bote de semillas de calabaza, linaza, sésamo y girasol en la estantería de la cocina y limitarse a un tipo al día o mezclarlas. También son un alimento muy versátil. Pruébelas en la cocina para aromatizar un guiso o un salteado, como guarnición, espolvoreadas sobre los cereales del desayuno, en ensaladas o sopas.

Beneficios de las semillas de calabaza

Ricas en grasas saludables y una buena fuente de fibra, proteínas, hierro, vitamina E y varias vitaminas del grupo B, las pipas de girasol pueden ser un buen complemento para su dieta. Pero, como todo en la vida, la moderación es la clave.

Consumir demasiado, incluso de alimentos saludables como las pipas de girasol, puede provocar efectos no deseados, como el aumento de peso y la ingesta excesiva de sodio. Lo mejor es ceñirse a una ración estándar de semillas, que es de 1 onza, o aproximadamente 1/4 de taza, para evitar posibles peligros.

Comer demasiado de cualquier alimento puede provocar un aumento de peso no deseado. Aumentar de peso suele ser el resultado de comer más calorías de las que el cuerpo quema. Cuando tu cuerpo no puede utilizar las calorías que consumes, las almacena en forma de grasa.

Las Guías Alimentarias 2015-2020 recomiendan que la ingesta calórica oscile entre 1.600 y 2.400 calorías al día para las mujeres adultas y entre 2.000 y 3.000 calorías al día para los hombres adultos, dependiendo de la edad y el nivel de actividad.

Una porción de 1 onza de semillas de girasol tostadas aporta 175 calorías, lo que supone casi el 10% de una ingesta diaria típica de 2.000 calorías. Si comes dos, tres o incluso cinco veces esa cantidad, podrías estar ingiriendo hasta 875 calorías en una sola sesión.

Beneficios de las semillas de girasol para la mujer

En este artículo le explicaremos cómo las pipas de girasol pueden ayudarle a llevar una dieta y un estilo de vida saludables. Desglosaremos sus aspectos nutricionales más destacados, para que descubras todo lo bueno que contienen las semillas de girasol y te aconsejemos cómo comer más. Por último, advertiremos de los posibles efectos secundarios.

La presión arterial alta está fuertemente asociada a los malos resultados de salud.6 Las pruebas científicas sugieren que quienes incorporan semillas de girasol a una dieta equilibrada disfrutan de una presión arterial más baja que quienes no lo hacen.7

Las semillas de girasol son un ingrediente versátil, y a menudo puede añadirlas simplemente a sus platos favoritos. Espolvoree las semillas en las sopas, el curry y las papillas para dar a sus platos favoritos un aporte extra de nutrientes.

Las semillas de girasol son un alérgeno que puede causar irritación de la piel y dificultades respiratorias.14 Las personas alérgicas a los cacahuetes y a los frutos secos son más propensas a ser alérgicas a las semillas de girasol que otras.15

Temas relacionadosNutriciónBhupesh Panchal,Asociado Senior de Asuntos RegulatoriosSe incorporó a Holland & Barrett: abril de 2019Master en Toxicología y BSc Hons en Bioquímica MédicaBhupesh comenzó su carrera como Toxicólogo Clínico para la Salud Pública de Inglaterra, asesorando a los profesionales de la salud de todo el país sobre cómo manejar los casos clínicos de exposición adversa a suplementos, productos farmacéuticos, cosméticos, productos químicos industriales y productos agrícolas.