El azucar es malo

qué le hace a su cuerpo el exceso de azúcar

A pesar del reciente interés de los medios de comunicación y de la industria de la salud, el azúcar ha estado en el punto de mira de la investigación nutricional durante los últimos 60 años y, en ese tiempo, hemos aprendido mucho sobre cómo afecta el azúcar al cuerpo humano.

Antes de entrar en los efectos del azúcar sobre la salud, tenemos que entender exactamente qué es el azúcar. Si queremos ponernos realmente empollones, el azúcar tiene una definición muy técnica: «cualquiera de la clase de hidratos de carbono solubles y cristalinos, típicamente de sabor dulce, que se encuentran en los tejidos vivos y que se ejemplifican con la glucosa y la sacarosa».

Esa definición clasifica muchos tipos diferentes de hidratos de carbono y no aclara realmente a qué se refiere la mayoría de la gente cuando habla de azúcar. Por ello, vamos a simplificarla explicando la sacarosa, que es el nombre del azúcar de mesa común.

La sacarosa es un azúcar compuesto por dos moléculas, la glucosa y la fructosa (Figura 1). Los diferentes tipos de azúcar que encontramos en nuestros alimentos están compuestos en su mayoría por estas dos moléculas, sólo que en diferentes proporciones.

Se ha discutido y debatido mucho sobre si el azúcar contribuye o no al aumento de peso y, tras muchas décadas de investigación, la verdad parece ser que el azúcar puede contribuir al aumento de peso, aunque no hay ninguna propiedad mágica del azúcar que lo convierta en un alimento que «engorde» per se.

¿el azúcar natural es malo para usted?

Las estadísticas sobre el azúcar en EE.UU. son bastante desalentadoras. Dicen que el americano típico come 6 tazas de azúcar cada semana. ¡Eso es 152 libras de azúcar en un año! ¿Por qué comemos tanto azúcar? En primer lugar, está en todas partes. Al ser el aditivo alimentario más popular en los alimentos procesados, el azúcar es difícil de evitar. En segundo lugar, es altamente adictivo. La mayoría de nosotros somos adictos al azúcar, nos demos cuenta o no. Dejar de comer azúcar es una tarea difícil, pero se puede hacer, ¡y las recompensas son muchas! Echemos un vistazo a 12 cosas que suceden cuando se deja de comer azúcar.

¿Quieres aumentar la productividad mental y mejorar la cognición? Deje de comer azúcar. Una vez que lo haga, comprobará que su mente está mucho más concentrada y despejada. La salud del cerebro se sabotea cuando eres adicto al azúcar y luego actúas según tu adicción.

Un estudio de 2014 publicado en Nutritional Neuroscience explica cómo una dieta alta en fructosa provoca resistencia a la insulina en el hipocampo, al tiempo que exacerba los déficits de memoria. Otro estudio publicado en Molecular Neurobiology encontró un vínculo entre el consumo de azúcar y los cambios negativos en la corteza frontal del cerebro, cambios asociados con problemas cognitivos adicionales. Si quiere mantenerse agudo y al tanto de todo, sobre todo a medida que envejece, deje de consumir azúcar. Tu mente te recompensará con creces.

ventajas e inconvenientes del azúcar

Med Hypotheses. Mar 1993;40(3):174-81. 8.    Kozlovsky, A., et al. «Effects of Diets High in Simple Sugars on Urinary Chromium Losses».    Metabolismo. Junio 1986;35:515-518. 9.    Takahashi, E., Escuela de Medicina de la Universidad de Tohoku, Wholistic Health Digest. Octubre de 1982:41. 10. Kelsay, J., et al. «Diets High in Glucose or Sucrose and Young Women».    Am J Clin Nutr. 1974;27:926-936. Thomas, B. J., et al.

Hum Nutr Clin Nutr. 1983; 36C(1):49_51. 11. Fields, M., et al. «Effect of Copper Deficiency on Metabolism and Mortality in Rats Fed Sucrose or Starch Diets,» Am J Clin Nutr. 1983;113:1335-1345. 12. Lemann, J. «Evidence that Glucose Ingestion Inhibits Net Renal Tubular Reabsorption of Calcium and Magnesium». Am J Clin Nutr. 1976 ;70:236-245. 13. Chiu, C. Am J Clin Nutr. Julio 2007;86:180-188 14. «La retirada del azúcar y la harina blanca produce una respuesta química». The Addiction Letter .Jul 1992:4. 15. Dufty, William. Sugar Blues. (Nueva York:Warner Books, 1975). 16. Ibid. 17. Jones, T. W., et al.

J Pediatrics. Feb 1995;126:171-7. 18. Ibid. 19. Lee, A. T.y Cerami A. «The Role of Glycation in Aging». Anales de la Academia de Ciencias de Nueva York. 1992;663:63-70. 20. Abrahamson, E. y Peget, A. Body, Mind and Sugar. (Nueva York:Avon,1977.) 21. Glinsmann, W., et al.

cuánto azúcar es demasiado

Cada vez son más las investigaciones que sugieren que es el azúcar, y no la grasa, el principal factor que contribuye a nuestra epidemia de obesidad. La nutricionista Kerry Torrens explica el azúcar «oculto» que quizá no sepas que comes y cómo detectarlo en las etiquetas de los alimentos…

Descubra más sobre la cantidad de azúcar diaria recomendada en nuestra guía sobre «cuánto azúcar debo comer». ¿Busca una alternativa dulce o quiere distinguir la fructosa de la sacarosa? Obtenga más información en nuestro centro sobre el azúcar.

El azúcar es un hidrato de carbono que se encuentra de forma natural en una gran cantidad de alimentos, desde la lactosa de la leche hasta la fructosa de la fruta y la miel.  Hay dos tipos de azúcar: el azúcar natural (como la lactosa de la leche) y los azúcares añadidos o «libres», que incluyen el azúcar de mesa refinado (sacarosa) y fuentes concentradas como el zumo de frutas, la miel y los jarabes. Las organizaciones sanitarias, incluido el NHS, aconsejan reducir el consumo de estos «azúcares libres».

Si usted es muy activo y hace ejercicio con regularidad, un poco de azúcar en su dieta ayuda a suministrar energía para alimentar sus músculos y mantener su cerebro activo. El problema para la mayoría de nosotros es que muchos de los alimentos procesados que comemos -en particular, los que se comercializan para los niños- tienen azúcares añadidos que suministran energía en forma de calorías, y muy poco más, por lo que acabamos consumiendo más de lo que necesitamos.  Esto puede provocar: