Como conservar nueces peladas

Nueces rancias qué hacer

Se pueden disfrutar como aperitivo para llevar, como parte de un curry o una ensalada, o en la repostería. Por supuesto, queremos tener muchas nueces en casa con tantas buenas opciones, pero puede que nos preocupe si las nueces se ponen malas.

Sí, por desgracia, las nueces se estropean. Esto se debe a que contienen altos niveles de ácidos grasos poliinsaturados y aceites saludables que son excepcionalmente buenos para nosotros, pero hacen que el proceso de oxidación sea más corto en las nueces.

Por lo tanto, es una buena idea no sacar las nueces de su cáscara hasta que esté listo para usarlas. Esto hará que duren mucho más tiempo. Si sabe cómo guardar sus nueces, podrá disfrutar de ellas durante mucho más tiempo.

También puede guardar sus nueces sin cáscara en el congelador hasta un año. Aunque es posible guardarlas en la despensa, no es aconsejable ya que su calidad disminuye muy rápidamente, sobre todo si vives en lugares húmedos o con altas temperaturas.

Si guardas las nueces sin cáscara en la despensa, su vida útil se reduce a tres semanas. Si has comprado una bolsa de nueces picadas o molidas, se aconseja que la guardes en la nevera o en el congelador.

Cómo conservar las nueces frescas después de abrirlas

Los beneficios nutritivos y fitoquímicos que contienen las nueces las convierten en una excelente opción de alimento saludable para el corazón. Debido al alto contenido de aceite de las nueces (18 gramos por onza), la Extensión de la Universidad Estatal de Michigan recomienda un almacenamiento adecuado y el control de la temperatura para mantener la frescura y evitar que este fruto seco se vuelva rancio.

Una porción de una onza de nueces equivale a 1/4 de taza o a 12 ó 14 mitades de nueces y proporciona importantes ácidos grasos omega-3, dos gramos de fibra y cuatro gramos de proteínas. Las nueces no contienen sodio, ni colesterol, ni el doble de antioxidantes que otros frutos secos.

Es el contenido de aceite de las nueces, aunque en su mayor parte son grasas poliinsaturadas más saludables, lo que hace que su almacenamiento sea importante. La exposición a temperaturas cálidas durante largos periodos de tiempo hará que la grasa de las nueces cambie y se vuelva rancia. Las nueces se vuelven viejas si están gomosas o arrugadas. Se han vuelto rancias si tienen un olor extraño similar al del disolvente de pintura. Tire las nueces rancias.

Guarde las nueces con o sin cáscara en un recipiente hermético y en un lugar fresco y seco. El frigorífico es una buena opción, ya que las nueces se mantienen frescas hasta tres meses. También puedes congelar las nueces hasta un año.

Cómo conservar las nueces en casa

Las nueces son el alimento frugal por excelencia. Son ricas en proteínas y grasas cardiosaludables, se pueden encontrar y recolectar gratis y convierten las recetas más sencillas en una delicia gourmet. Pero si los frutos secos no se almacenan adecuadamente, pueden ponerse rancios rápidamente, ¡y eso no es nada frugal! Repasemos cómo deben almacenarse los frutos secos para que no se desperdicien.

Cosechar tus propios frutos secos es una gran manera de ahorrar dinero, pero tendrás que dar un par de pasos adicionales para que tus frutos secos estén listos para ser almacenados. Lo primero es asegurarse de que las nueces estén secas. Después de estar al aire libre (y de pasar tiempo en el suelo), es probable que tengan algo de humedad extra acumulada, y tienes que deshacerte de ella, para que no se enmohezcan.

Esto es bastante fácil de hacer. Una vez que hayas quitado las cáscaras a tus nueces, extiéndelas en una zona sombreada con buena circulación de aire y deja que se sequen durante varios días. Un porche con mosquitera es un lugar ideal porque ofrece protección contra las ardillas y otros animales que podrían intentar llevarse el botín.

Cómo saber si las nueces sin cáscara son malas

Las nueces son el alimento frugal por excelencia. Son ricas en proteínas y grasas saludables para el corazón, se pueden encontrar y cosechar gratis y convierten las recetas más sencillas en una delicia gourmet. Pero si los frutos secos no se almacenan adecuadamente, pueden ponerse rancios rápidamente, ¡y eso no es nada frugal! Repasemos cómo deben almacenarse los frutos secos para que no se desperdicien.

Cosechar tus propios frutos secos es una gran manera de ahorrar dinero, pero tendrás que dar un par de pasos adicionales para que tus frutos secos estén listos para ser almacenados. Lo primero es asegurarse de que las nueces estén secas. Después de estar al aire libre (y de pasar tiempo en el suelo), es probable que tengan algo de humedad extra acumulada, y tienes que deshacerte de ella, para que no se enmohezcan.

Esto es bastante fácil de hacer. Una vez que hayas quitado las cáscaras a tus nueces, extiéndelas en una zona sombreada con buena circulación de aire y deja que se sequen durante varios días. Un porche con mosquitera es un lugar ideal porque ofrece protección contra las ardillas y otros animales que podrían intentar llevarse el botín.