Centros de comunion

Adornos sencillos para la comunión

Lo que creemos sobre los sacramentos de la comunión y el bautismo.¿Qué son los sacramentos? Es una palabra eclesiástica que significa ‘cosas sagradas’. En la fe, entendemos la idea de sagrado como algo dedicado y apartado como especial y digno. Si tuviéramos que usar una palabra no eclesiástica para describir los sacramentos, hay un par de maneras diferentes de entenderlos.Primero, se entienden mejor como estímulos, no como una ecuación o una fórmula. Creemos que Jesús nos dio los sacramentos para animarnos en nuestra fe, no como un requisito de “marcar la casilla”. Los sacramentos están hechos para nosotros, no nosotros para los sacramentos. Además, los sacramentos son símbolos. Son recordatorios tangibles y visibles de una realidad espiritual invisible e intangible. Proporcionan un momento de contacto en el tiempo, pero que siempre nos señala la presencia continua del amor y la gracia de Dios. Es la forma que tiene Dios de conectar con nosotros de forma sustancial.Por último, los sacramentos son un acto de culto. Se realizan en el contexto de una congregación del pueblo de Dios. Son expresiones de fe tanto del individuo como de la congregación. Celebramos los sacramentos juntos. Los dos sacramentos que nos fueron dados por Jesús son el bautismo y la comunión (a veces llamada “la Cena del Señor” o “Eucaristía”).

  Las mejores yemas de avila

Centros de mesa de primera comunión para niño

“El Centro de Estudios de la Comunión Anglicana está particularmente bien situado para proporcionar hospitalidad a la Comunión, para desarrollar recursos accesibles para el anglicanismo mundial, y para liderar las prácticas de reconciliación a través de las diferencias culturales, religiosas y teológicas”.

Durante 200 años, el Seminario Teológico de Virginia ha estado a la vanguardia del testimonio y la educación anglicana internacional. El Centro de Estudios de la Comunión Anglicana es una parte integral de ese testimonio que pone a disposición de los académicos y de la erudición al servicio de un anglicanismo intercultural reconciliador.

Enriquecemos la identidad episcopal-anglicana destacando las diversas expresiones del anglicanismo mundial dentro del amplio contexto del testimonio ecuménico y la pluralidad interreligiosa. Proporcionamos enseñanza, oradores y recursos sobre identidad e historia religiosa.

Los Compañeros del Centro de Estudios de la Comunión Anglicana es una sociedad de miembros para individuos, parroquias, diócesis e instituciones que buscan conectarse con nuestros programas que apoyan un anglicanismo reconciliador e intercultural.

Ideas de decoración para la mesa de comunión

El Papa Francisco tiene previsto celebrar una misa a gran escala el domingo, con 2 millones de personas que se espera que se reúnan en un parque de una milla de largo en el centro de Filadelfia. Y casi 1.500 sacerdotes y diáconos estarán presentes para ayudar a distribuir la Sagrada Comunión.

  Fotos de tartas espectaculares

En la Comunión, los católicos reciben pan y vino.  La Iglesia enseña que cuando el pan y el vino son consagrados por un sacerdote ordenado, se convierten en el cuerpo y la sangre reales de Cristo resucitado; una explicación teológica de este proceso, conocida como transubstanciación, ha sido apoyada por la enseñanza oficial de la Iglesia desde el siglo XVI.

La Iglesia Católica tiene una serie de normas y directrices sobre quién puede recibir la Comunión. Por ejemplo, sólo los católicos bautizados pueden recibir la Comunión. Si un católico es consciente de haber cometido un “pecado grave” -por ejemplo, el divorcio o la cohabitación con una pareja romántica fuera del matrimonio- debe arrepentirse primero y hacer penitencia por ese pecado antes de poder recibir la Comunión.

Mantel de comunión

Esta entrada inaugural del blog del Centro Luterano para la Fe, los Valores y la Comunidad está escrita por la directora Deanna A. Thompson. Es autora de cinco libros, entre ellos The Virtual Body of Christ in a Suffering World (Abingdon, 2016), y en este post opina sobre una cuestión a la que se enfrentan las iglesias de todo el mundo durante la pandemia: si hay que hacer la comunión virtual y cómo.

  Mejores webs cocina

Yo solía ser un escéptico digital, dudando de que la conexión virtual pudiera fomentar cualquier relación significativa entre nosotros. Sin embargo, el hecho de que me diagnosticaran un cáncer incurable me proporcionó todo tipo de oportunidades para reconsiderar mis suposiciones sobre el funcionamiento del mundo, incluida mi certeza de que la conectividad virtual es incapaz de enriquecer nuestras vidas.

El cáncer me rompió la espalda y el tratamiento me llevó al hospital, dejándome al margen de la interacción en persona, excepto con los médicos y las enfermeras, la familia y unos pocos amigos cercanos. Mi vida como profesor universitario, padre de familia, asistente a la iglesia y participante en eventos comunitarios se detuvo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad