Carta del raton perez

Uso de los nuevos gestos de selección de texto del ipad con el zoom

«Me parece que, como cualquier tradición (Navidad, Año Nuevo), tiene rituales que se transmiten de generación en generación, y forman parte de la vida de las familias y de las personas. Su fe, sus creencias, acompañan a un ‘universo mágico’ desde la infancia», dice Verónica Álvarez Rivera , escritora de literatura infantil y juvenil y cuentacuentos, autora de libros como El pirata nose de batata y ¡Hay marcianos en mi barrio! (Uranito).

Y continúa: «Entonces los niños y niñas descubren «la verdad» que, como tantas otras mentirijillas, nos decepciona. Pero algo bueno debe quedar, porque estos padres y madres suelen repetir el ritual con sus pequeños».

Carolina Mora es psicóloga y autora de la colección Crecer de Editorial El Ateneo y de ¡Teta mamá! y señala que «este tipo de tradiciones o propuestas lúdicas tienen que ver con una forma que tienen los adultos de ofrecer algún sentido a lo que les sucede en la infancia».

«Es como si quisiéramos darle algún significado que ayude a elaborar la pérdida, o la ansiedad que creemos que genera en los niños el hecho de perder un diente , y todo lo que ello implica (posible malestar, incomodidad, dolor , impresión, sangre)».

Atlas del camionero

¿Qué pasa si a tu hijo o hija se le mueve un diente? Pues que tendrás que explicarle quién es el Ratoncito Pérez y prepararte para que la pérdida de ese diente de leche no sea traumática. Todo lo contrario, puede vivirse como un momento mágico en el que el niño o la niña es el protagonista de un acontecimiento fantástico. Este es el gran valor psicológico de este ratón.

En esta etapa, el pico de magia de las madres debe seguir siendo cómplice, para ello podemos contarles la historia del Ratón Pérez, para que sepa de dónde viene y dónde vive, hacer con ellas o elegir una puerta mágica para que pueda entrar y salir de su habitación e incluso explicarles que, a veces, el Ratón Pérez deja bajo la almohada una carta y unas monedas.

Hace unos años se publicó un cuento sobre un niño muy curioso que se preguntaba cómo era posible que el Ratón Pérez hubiera visitado a sus abuelos, a sus padres y a todos, durante mucho tiempo, y que siguiera trabajando. El cuento se llama Las dudas de Izan y responde a muchas preguntas que los niños suelen hacerse sobre este personaje.

Spellingcity de spellingcity

Algunas de las tecnologías que utilizamos son necesarias para funciones críticas como la seguridad y la integridad del sitio, la autentificación de la cuenta, las preferencias de seguridad y privacidad, los datos internos de uso y mantenimiento del sitio, y para que éste funcione correctamente para la navegación y las transacciones.

Si eres un español que está lejos de casa como yo, este ratoncito con su puerta mágica encantará no sólo a tu hijo sino a ti mismo. Me ha encantado la carta con pequeñas huellas y personalizada. Lo mejor es que es reutilizable para la próxima caída de dientes.

Nos tomamos muy en serio las cuestiones de propiedad intelectual, pero muchos de estos problemas pueden ser resueltos directamente por las partes implicadas. Le sugerimos que se ponga en contacto directamente con el vendedor para compartir respetuosamente sus preocupaciones.

¡¡¡ratoncito de papel – origami !!!

El Ratoncito Pérez es el equivalente español del Hada de los Dientes: un ratoncito que llega mientras los niños duermen para llevarse el diente que le han dejado y que sustituye por un regalo.

La semana pasada, el Ayuntamiento de San Bartolomé publicó un vídeo en el que el cartero entrega una pequeña carta al alcalde Alexis Tejera Lemes. En la carta, el mítico ratón pide fijar su residencia en el pueblo y, tras una reunión, el ayuntamiento accede.

San Bartolomé es el lugar perfecto para que viva un ratón, ya que tiene cerca algunas de las mejores queserías de la isla y un molino de viento similar a los que adoran los ratones holandeses. El ayuntamiento también ha llevado a cabo medidas de control de gatos en los últimos años.

Los artesanos locales, responsables obviamente de los encantadores belenes que aparecen por toda la isla en Navidad, han creado un hogar para el ratón, que también cuenta con un almacén de dientes, un taller de regalos y una «fábrica de deseos».    Una placa anuncia que Ratoncito Pérez está inscrito en el censo electoral de San Bartolomé desde el 31 de julio.